El hombre marchó el domingo con una remera que reivindicaba el golpe cívico militar del 76. Luego hizo algunas apariciones mediáticas en las que afirmó haber participado en el Operativo Independencia e incluso en la captura de militantes montoneros. Fue citado a declarar e investigarán sus actos.

En la nota que ayer publicó MDZ, Carlos Noriega (66) admitió haber perseguido y detenido personas en el contexto del Operativo Independencia que se realizó en Tucumán en 1975. El hombre ganó notoriedad porque el domingo asistió a una marcha contra el gobierno usando una remera en la que reivindicaba el último golpe cívico-militar. Todo indica, sin embargo, que la historia no terminará ahí.

A raíz de sus declaraciones, dos fiscales locales actuaron de oficio. Se trata del Fiscal General y titular de la Oficina de Asistencia en causas por violaciones a los derechos humanos cometidas durante el terrorismo de Estado en Mendoza, Dante Vega; y de Daniel Rodríguez Infante, fiscal Auxiliar de esa dependencia.
En consecuencia, Pablo Camuña, quien está a cargo de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, recibió un pedido para que se avance en la investigación. Para los fiscales, lo que comentó Noriega podría ubicarlo -de mínima- como testigo directo de crímenes perpetrados por las Fuerzas Armadas en los años 70`.
Ayer, este diario publicó que Noriega relata haber estado 140 días «en combate» y luego pasó a otro sector en el que -dice- participó buscando y deteniendo gente. “Teníamos que perseguir a tipos que estaban con las ideas del Che Guevara y esa manada de insurrectos”, subrayó ayer durante la entrevista.

Fuente MDZ